El perro estaba muy débil y deshidratado, pero los médicos lo ayudaron a estar mejor.

Los perros son de las cosas más increíbles que existen en el mundo y la posibilidad de tener a algunos entre nosotros haciéndonos compañía es simplemente una maravilla, desafortunadamente no todo el mundo sabe apreciarlo. Sin embargo, hay quienes sí lo hacen. 

Así, un humilde anciano llegó desesperado a un hospital de Puebla cargando en un morral de rafia a un pequeño perro que agonizaba por alguna razón desconocida. El hombre, confundido no reparó en que el nosocomio está dedicado sólo al cuidado de las personas y pidió ayuda al personal médico que ahí labora. 

Al inicio el personal del hospital de Huejotzingo, Puebla, se mostró renuente a tratar al cachorro pero al notar que el anciano estaba verdaderamente angustiado y triste, no pudieron negarse a darle ayuda. 

Esas fueron las palabras del señor cuando dejó que los médicos examinaran al can y comenzara a administrarle medicamento pues estaba deshidratado y al parecer tenía una infección o un virus que estaba causándole el malestar.

La historia fue compartida en Facebook por el grupo Amigos de Lucho dedicado a difundir información sobre mascotas y animales vulnerables. 

 
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Síguenos

 

Más leídas

Custom Stock Widget