0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Usuarios de Reddit de todo el mundo y lectores de este medio han compartido las experiencias que les han hecho pasar un mal trago. ¿Tú has tenido alguna?

Te levantas a mitad de la noche y al final del pasillo se encuentra la sombra de una mujer en camisón cuando estabas solo en casa. No estás dormido ni es una pesadilla. Ha ocurrido de verdad. ¿Tu mente te ha jugado una mala pasada o realmente había alguien allí? ¿Has tenido alguna vez alguna experiencia así de terrorífica? ¿Qué te pasó?

Estos momentos pueden ser difíciles de olvidar así como de contar a los demás. Así lo muestra un hilo de Reddit en el que se pidió a los usuarios de todo el mundo que compartieran historias de sus encuentros más espeluznantes, pero, además, hemos querido que algunos lectores de El Confidencial nos dijeran las suyas. Estas son algunas de las historias que nos han contado.

 

Claveles rojos

"Tendríamos unos catorce o quince años cuando sucedió. Estábamos en el pueblo y nos fuimos a comer al campo varios amigos. Al llegar a la explanada donde siempre colocábamos nuestras cosas, al lado de un gran árbol donde también podíamos subir, encontramos varios claveles rojos esparcidos por el suelo. Empezamos a hacer el tonto con ellos poniéndolos en la boca simulando que bailábamos un tango", comenta Abraham a El Confidencial ahora que han pasado 15 años.

"Cada vez aparecían más flores y nos empezamos a mosquear. Tras dar un paseo por allí descubrimos una urna funeraria. Habían esparcido todas las cenizas por allí y tirado las flores a modo de funeral. Rápidamente se nos vino a la cabeza que nos habíamos tragado los restos y algunos de nuestros amigos empezaron a vomitar. Fue todo horrible", conluye.

Los pasos

"Uno de los amigos de toda la vida del pueblo donde me crié tenía una casa antigua donde nos reuníamos para celebrar cumpleaños y alguna que otra fiesta. Era una construcción oscura con muchas habitaciones y poco cuidada. El paso de los años se notaba en cada pared. Una vez decidimos dejar una grabadora por la noche para ver qué sucedía y mientras no estábamos podría grabar una psicofonía", cuenta Nerea a este medio.

"Tras varias horas grabando acudimos a por la cinta y tras muchos minutos sin escuchar nada, en la grabación sonaron 14 pequeños golpes. No sabíamos de dónde venían, pero estaba claro que en esa casa no había nadie cuando dejamos el aparato. Tras mucho rato pensando nos dimos cuenta que la casa tenía el mismo número de escalones y para nuestra sopresa no solo eso, una paloma muerta nada más subir al segundo piso. ¿Casualidad? Nunca lo sabremos, pero el susto nos lo llevamos", explica.

La pala

"Hace unos años viví una de las peores experiencias de toda mi vida. Jamás lo olvidaré. Cuando era niño vi cómo acabó la discusión de unos vecinos. Primero empezaron los gritos y los insultos y después vino lo peor. Él cogió una pala y la golpeó con ella en el cuello de su mujer. La cabeza se le quedó colgando mientras caía y la sangre se esparcía por todos lados", comenta un usuario en la red social.

"Aquella imagen jamás se me quitó de la cabeza. El miedo recorre mi cuerpo cada vez que alguien alza la voz y vuelve a mí esa imagen violenta y aterradora que viví aquel día. Espero que nunca nadie sufra algo así", concluye.

El piano

"Hace unos años, cuando compartí piso en Madrid, en la etapa de la universidad, todas las noches sobre la misma hora (las 3:00 de la mañana) escuchaba la melodía de un piano. Al principio fue un poco anecdótico y no le di importancia, nos echábamos unas risas cada vez que contaba la historia a mis amigos. Pero todos los días, a la misma hora, la misma música siempre venía de la misma habitación", nos cuenta Pablo.

¿Tu mente te ha jugado una mala pasada o sucedió realmente? Cuéntanos tu historia

"Nunca imaginé que fuera algo sobrenatural. Primero pregunté en mi comunidad si había algún vecino que tocara ese instrumento o en el edificio de al lado o el de enfrente, pero nada. Nadie. Era tan continuo que me obsesioné y lo investigué a fondo. Una noche convencí a mi compañera de piso para que se quedara conmigo y así demostrar que no estaba loco. Ella también lo escuchó. Busqué por internet información del barrio y encontré que al construir el metro habían encontrado cadáveres de un antiguo convento en el que había un piano", continúa.

"Además, (supongo que paranoia mía), la farola que estaba justo en frente de mi casa solo parpadeaba cuando pasaba a su lado. Al pasarla paraba, pero si me daba la vuelta, volvía a su tintineo. En esa época también cambié de teléfono y los altavoces del anterior, a la misma hora de la melodía, empezaron a hacer interferecias sin estar conectados. ¿Qué pasaría realmente? No estamos seguros, pero ya no vivo allí y espero que los que estén ahora no tengan que pasar por aquella locura", concluye.

El puente

"Cuando éramos pequeños encontramos tirado el cuerpo de una mujerdebajo de un puente. Nos acercamos a ella lentamente para ver si estaba bien. Cuando nos acercamos, abrió los ojos para revelar el mayor contraste de ojos rojos y azules que jamás habíamos visto", asegura una usuaria de Reddit.

Abrió los ojos. Corrimos y llamamos a la policía. Llevaba muerta varios días.

"Corrimos lo más rápido que pudimos y llamamos a la policía. Cuando volvieron a hablar con nosotros, preguntamos a los médicos si aquella señora se encontraba bien o si se iba a recuperar. Nos dijeron que llevaba muerta varios días y que aquel movimiento ocular era casi imposible", explica.

Síguenos

 

Más leídas

Custom Stock Widget